Pepe Baltá tenía 17 años y era un chico normal: estudiante de bachillerato, deportista y aplicado en los estudios. ¿Y que tiene de interés? Que descubrió el agujero económico de la multinacional andaluza Abengoa y su futura caída… ¡Un año antes de que ocurriera!

¿Por qué a Pepe se le ocurrió analizar la información contable de Abengoa? Para aprobar la asignatura de economía de bachillerato. Su profesor de economía encargó a finales de 2014 en su clase un trabajo: escoger una empresa cualquiera y analizar la información contable-financiera utilizando los conocimientos adquiridos en la asignatura de economía impartida en secundaria.

¿Quieres saber más? No te pierdas el artículo de Jesús del Amo publicado en Cajasiete con tu Negocio: “Tu también puedes ser como Pepe”