La creciente complejidad de la economía obliga a muchas empresas españolas a opciones creativas de contratación. Por eso, la contratación flexible es tendencia, ya que permite optimizar los RR.HH. sin limitar el acceso al talento y a la experiencia.

Por este motivo, muchas empresas recurren a consejeros y gestores externos a tiempo parcial (part-time management) o completo. Por otro lado, otra modalidad flexible de contratación es el Interim Management, que se enmarca en un período de tiempo determinado y está vinculada a una actividad profesional concreta.

Son dos modalidades flexibles que posibilitan el acceso al talento y permite contar con profesionales con experiencia en áreas concretas, sea a tiempo parcial o completo.